Cigarrillos electrónicos: Entendiendo los potenciales riesgos y beneficios

Sin tabaco y sin combustión, los cigarrillos electrónicos son ciertamente mucho más seguros que los cigarrillos tradicionales, y al día de la fecha existe muy poca evidencia fehaciente de que su uso sea dañino. Sin embargo, sería algo prematura concluir que los cigarrillos electrónicos son completamente seguros, en parte porque no existen estudios a largo plazo realizados que hayan investigado a fondo el tema. Además, la mayoría de los estudios involucran muestras de muy pequeño tamaño y los diseños de los estudios carecen de rigor científico.

Mientras que el propileno glicol es considerado seguro cuando se consume por vía oral, los riesgos para la salud que conllevan su inhalación como así también la inhalación de otros químicos por vía respiratoria muchas veces a lo largo de un día, por meses o años, no son realmente conocidos.se han encontrado nitrosaminas específicas al tabaco en el líquido y vapor de los cigarro electrónico , junsto con algunas metales pesados presentes en los cigarrillos tradicionales, pero en algunas casos los niveles han sido comparables a aquellos que se pueden hallar en la terapia de reemplazo de nicotina.

Los efectos secundarios más comunes que se observan con el uso de cigarrillos electrónicos son  el dolor de garganta, la tos seca y migrañas producto de la inhalación de propileno glicol y/o nicotina. Estos efectos, sin embargo,por lo general disminuyen considerablemente luego de varios meses de uso y también son comunes en el uso de inhaladores y chicles de nicotina.

Para muchos, la principal preocupación acerca de los cigarrillos electrónicos es que podrían perpetuar la adicción de nicotina en fumadores o derivar a una adicción de nicotina entre personas jóvenes. Sim embargo, también están quienes creen que el cigarrillo electrónico, si se usa bien, puede ser una herramienta de gran ayudar para dejar de fumar.